Revuelta Verde

Posts Tagged ‘Amazonía

Por la vida en el Parque Nacional Yasuní, el bosque más biodiverso del planeta.

Infórmate.

El Earth Clock es una aplicación más que aterradora, nos muestra según las estadísticas actuales, el número de niños que están naciendo, cuanto CO2 se expele a la atmósfera, cuantas hectáreas de bosque son deforestadas, cuanto petróleo es extraído, etc. Todo esto en TIEMPO REAL. Es más que increíble la velocidad con la que se incrementan las emisiones de C02. Las cifras son aterradoras, hasta te hacen sentir impávido.

Para probarlo solo den clic en la imagen.


El ecoturismo puede ser también una gran amenza para la naturaleza. Solo vean la imagen. Cualquiera que ha estado en Mindo podrá reconocerlo, y si no, también…

Por el Blog Action Day, el mundo de los blogs denunciando el calentamiento global, les dejo unas cuantas fotografías de Greenpeace que nos enseñan los efectos del cambio clímatico. Para mi son fotos que nos hacen pensar y para combatirlo les dejo el FAQ sobre el calentamiento global. Lástima que por el tiempo no pueda postear más. Ya lo haré.

Monjes budistas tailandeses caminan entre las aguas desbordadas del río Chao Phraya. Los científicos han advertido que Tailandia experimentará acontecimientos extremos meteorológicos frecuentemente debido a los impactos del cambio climático. Nonthaburi (Tailandia).

Dos muchachas tibetanas pastorean sus ovejas y yaks sobre un terreno fino y desigual. Las praderas verdes se han convertido en tierra seca después de tres años de sequía. El nuevo desierto tiene una dimensión de 8 kilómetros. Qinghai (China).

El lago de la ciudad de Condobolin lleva seco más de 3 años. Durante años, este lago generaba grandes ventajas económicas a esta pequeña ciudad de Nueva Gales del Sur, Australia. El cartel habla de un momento en el que se podía practicar la pesca deportiva y el esquí acuático. (Condobolin/Australia).

Una canoa navega por el Lago furo del río Cristo Reis, durante una de las mayores sequías que se recuerda en esta zona del amazonas. Miles de peces murieron causando serios problemas de salud. Amazonas (Brasil).


Más sobre:
El 30% de las especies pueden desaparecer
El calentamiento global entiende de clases
El invierno más cálido en los últimos 127 años
Un tren que no podrá ser detenido en siglos
Hierve el Mediterráneo
Julio de 2006, el mes más caluroso en 45 años

(Fuente El Mundo.)

Ecuador es actualmente el sitio de lo que expertos reconocen como el peor desastre petrolero del mundo, ahora llamado “el Chernobyl de la Amazonía,” por una contaminación desastrosa dejada por la transnacional Texaco (ahora Chevron).Desde el año 1964 hasta 1992, la compañía petrolera transnacional construyó y operó pozos y estaciones de producción petrolera en la región norte de Amazonía Ecuatoriana. Cuando llegó Texaco a esta región, se le concedió un territorio de alrededor de 1.500.000 hectáreas de selva pura donde vivían varias comunidades indígenas con sus costumbres ancestrales en armonía con la naturaleza. El peor desastre petrolero del mundo

Hoy en día, docenas de comunidades siguen sufriendo las consecuencias de la contaminación que ha afectado su salud, elevando sustancialmente las tasas de cáncer en la zona, los problemas reproductivos y defectos de nacimiento. Varias comunidades indígenas de la zona han tenido que abandonar sus hogares tradicionales.

Texaco contaminó una amplia zona del territorio nacional, botando desechos tóxicos y aguas de formación (desechos de aguas del proceso de explotación petrolero) de altamente toxicas en esteros y ríos además de la construcción de piscinas obsoletas y permeables que siguen contaminando las aguas subterráneas y la atmósfera. Estos ríos y esteros son utilizados por más de 30.000 personas como fuentes de agua de consumo, cocina, aseo personal, riego, y pesca.

Durante la época en que operó Texaco en Ecuador, la transnacional decidió que, para maximizar sus ganancias, no utilizarían las técnicas ambientales estándares de la época que consiste en reinyectar al subsuelo las aguas de formación y desechos tóxicos que suben durante el proceso de perforación. En vez de hacer esta reinyección, Texaco desechó miles de millones de galones de agua de formación que contienen químicos tóxicos y carcinogénicos a la superficie. La cantidad de crudo y desechos derramados en el medio ambiente ecuatoriano es 30 veces mayor a la cantidad vertida en el desastre del famoso tanquero Exxon Valdez en las costas de Alaska.

Después de más de 10 años en las cortes de Estados Unidos, en donde se decidió que la transnacional Chevron debía someterse a las cortes ecuatorianas, se inició el juicio en el Ecuador en Mayo del 2003 en la ciudad de Lago Agrio. Los demandantes incluyen colonos y cinco nacionalidades indígenas, Siona, Secoya, Cofán, Huaorani y Kichwa del oriente divididas en 80 comunidades sumando más de 30.000 afectados. Se exige la reparación de la zona la cual según expertos internacionales costaría alrededor de 6.000 millones de dólares. Chevron sostiene que hizo una remediación en la zona afectada entre 1996 y 1998, remediación cuestionada por la contraloría.

Muestras de suelo y agua tomadas después de esta “remediación” presentan altos niveles de contaminación, demostrando así la fraudulenta limpieza realizada por Texaco.

Lea más sobre Texaco en Ecuador en el sitio: www.texacotoxico.org

Noticias como estas me hacen reflexionar. Al fin y al cabo el cambio climático se convierte, como muchos otros eventos en la historia de la humanidad, en un desastre que fortalecerá las estructuras de poder que lo causaron. Y no hablo solo del capitalismo, que muy pronto nos vendará sus paraísos embotellados e ingeniosas soluciones al calentamiento global, sino de la relación de poder intrínseca entre Norte y Sur. Es indiscutible que el Sur será el más afectado por la contaminación y deterioro ambiental. Los pobres pagarán las consecuencias de un sistema egoísta que les ha dado la espalda. Esto es el imperialismo ecológico. El Sur potenciará el desarrollo del Norte, pagará el bienestar de otros, mientras aquí tendremos que afrontar con nuestros paupérrimos recursos las consecuencias que el ecocidio propiciado por las potencias del Norte ha causado. ¿Y qué hacen los países desarrollados? ¿Nos compensan de alguna manera? No. Plantean ofrecernos créditos para enriquecerse aun más. Para fomentar aun más su poder. Vivimos en un mundo donde el desarrollo significa asesinar a los demás y a la naturaleza. Sin inconvenientes morales. Que triste.

Copio el artículo en su totalidad aquí abajo:

Bolivia, Ecuador y Perú verán afectadas sus economías en los próximos años por el cambio climático, según el Banco Mundial. Los principales sectores que presentarán pérdidas serán el eléctrico, el ganadero y el agrícola.

El retroceso de glaciares tendrá “consecuencias económicas muy graves” en los países andinos, ha anunciado en la ciudad peruana de Cuzco el especialista en medioambiente y desarrollo sostenible del Banco Mundial (BM) para América Latina, Walter Vergara.

El representante del BM manifestó en una entrevista telefónica con EFE que este fenómeno también tendrá un impacto negativo en los próximos años en el suministro de agua y energía eléctrica de Bolivia , Ecuador y Perú. Las tres naciones “van a ver su agricultura y su ganadería afectadas” por la pérdida de los glaciares, que proporcionan agua y energía a estos tres países, agregó.

Vergara, que participa en una reunión de expertos y autoridades ambientales de los mecionados países, indicó que sólo la ciudad de Quito tendrá que invertir unos 100 millones de dólares (72,5 millones de euros) en las próximas dos décadas para poder sustituir el agua que pierde con el retroceso de los glaciares.

El Banco Mundial invertirá ocho millones de dólares (5,8 millones de euros) en el llamado “Proyecto Regional Andino de Adaptación al Cambio Climático”, para paliar los efectos del aumento de la temperatura en la zona andina.

Vergara subrayó que los países andinos son “víctimas no causantes” del calentamiento global y que producen cantidades “irrisorias” de gases contaminantes comparados a los que emiten EEUU y China. El funcionario del BM señaló también que EEUU produce 6.900 millones de toneladas al año de gases invernadero mientras que Bolivia sólo emite 30 millones de toneladas.

En ese sentido, instó a los grandes emisores de gases invernadero a asumir su “responsabilidad moral” para proteger los glaciares.

Perú concentra más del 70% de los glaciares andinos, Bolivia el 20%, mientras que Ecuador y Colombia un 4% cada uno.

Fuente: americaeconomica.com

 

Leí esta noticia en oilwatch.com, donde dice que el gobierno esta planeando un canje de deuda por naturaleza, para que se condone entre 5.000 y 4.000 millones por dejar de explotar petróleo en el Yasuní y en el Cuyabeno (dos áreas megadiversas de la Amazonía). Sería el sueño de cualquier ecologista:  rezemos un momento… Esperemos que no nos despierten los todopoderosos tenedores de deuda, si se logra seía HISTÓRICO.

A continuación, un síntesi de las noticia:

Una propuesta para no explotar en el Yasuní
El 5 de junio, el Gobierno presentará una estrategia para conservar el crudo represado en el campo Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT). Se pedirá a la comunidad internacional que entregue la mitad de los ingresos estimados por la extracción, aunque “aún no sabemos cuál será el monto”, dijo ayer Alberto Acosta, ministro de Energía. Sostuvo que el Gobierno pedirá que los países ricos entreguen los recursos como compensación social por los daños ambientales ocasionados en la Amazonia y como una alternativa para frenar el calentamiento global.

Los  fondos pudieran conseguirse  con la anulación de la  deuda  con varios organismos multilaterales  de crédito, estimados entre USD 4 000 y 5 000 millones. Un criterio similar, dijo, se planteará a los países amigos y al Club de París, con los cuales Ecuador tiene deudas bilaterales. “Podemos anular esa deuda con acuerdos históricos a cambio de no extraer más petróleo en el Cuyabeno y Yasuní”, dijo Acosta.

La propuesta también buscará donaciones de gobiernos y de particulares comprometidos con la conservación de áreas naturales. Suménse!

Encontré en Ecoportal un bello artículo sobre Sidney Possuelo, un gran hombre, un gran ejemplo,  decidido a luchar por un mundo más justo:

 

Sydney Possuelo: el último héroe del mundo real
Por Pablo Cingolani

Possuelo no es antropólogo, ni nada que se le parezca. Nunca se preguntó como Levy Strauss en el Matto Grosso cuando estudiaba a los Nambiqwara: ¿qué hago yo aquí? Mas bien, Possuelo buscó desde joven ese tipo de vida, plagada de rigores y riesgos, limítrofe con la aventura y decididamente signada por un halo épico, que en Brasil está asociada con la palabra “sertanista”.

La lucha por la defensa de los últimos pueblos indígenas aislados de la Tierra

Me encontré con él en Lima y desde la capital peruana viajamos hasta la selvática ciudad de Puerto Maldonado. Sabía bastante bien con quien me encontraría pero lo mismo me sorprendió la calidad humana excepcional de un hombre, que con 43 años de labor sin interrupciones, es sinónimo de lucha por la defensa de los derechos de los últimos pueblos indígenas aislados que existen en la Tierra. Hablar de Possuelo es hablar con pasión de la Amazonía y sus pueblos indígenas; hablar con claridad de una misión iniciada a principios del siglo XX en Brasil por el Mariscal Rondón -y de la cual Sydney es hoy su mejor y mayor impulsor-; es, en suma, hablar con convicción de una urgencia moral y material sin atenuantes para redoblar los esfuerzos para su estricta protección, ya que como él afirma: “si no lo hacemos ahora, tal vez no lo podamos volver a hacer jamás”.

Pablo Cingolani

 

Me había mandado un correo electrónico desde su morada en Brasilia con un mensaje: “quiero verte a los ojos y después conversar”, ante un requerimiento mío de hacerle una entrevista virtual. Por fin, estuvimos frente a frente una mañana calurosa del verano de Lima, la ciudad secuestrada eternamente por una bruma que alguien denominó “la panza del burro”, y enseguida me cautivó.

Leer el resto de esta entrada »

Ya sabemos que se quiere explotar 1000 millones de barriles de petróleo del Parque Nacional Yasuní (el bosque más biodiverso de la Tierra y hogar de etnias no contactadas): Valdría preguntarse:

¿Cuánto cuesta realmente sacar cada barril de crudo de la selva amazónica?¿Y cuánto ganamos?

Un ingeniero petrolero calcularía de acuerdo al costo de la maquinaria, de la infraestructura a construirse y de la mano de obra…

Un ambientalista de acuerdo al costo de reparación ambiental, de los ríos contaminados, de las pérdidas de biodiversidad, de los daños al cambio climático…

Una empresa remediadora podría calcular por metro contaminado…

Un indígena, de acuerdo a la pérdida de salud de la selva, a las medicinas perdidas, a los alimentos desaparecidos, a los animales extintos…

Un economista, a las pérdidas en las ganancias potenciales del estado, a los contratos perjudiciales, los gastos invisibles…

La Comisión Cívica anticorrupción sacaría altas cifras de enriquecimiento ilícito de pocas personas…

Un ecologista a la pérdida de capacidad de subsistencia, a la destrucción de ecosistemas y a la destrucción del tejido social de las comunidades…

Un sociólogo o antropólogo…a la destrucción de culturas, la división de comunidades, el alcoholismo…

El dueño de un acuario, calcularía el valor de cada pez tropical muerto…y el de un vivero, de cada planta tropical…

Y así sucesivamente…

Pero si sumamos las respuestas y restamos las pérdidas…sin duda llegaremos a una cifra cercana a poco… muy poco… o nada.

 

Ya lo dijo algún sabio, para ver el valle anda al monte, para ver el monte ve al valle (el sabio era ciego de nacimiento).

Ahora les dejo un link que demuestra la deforestación de la selva amazónica desde el espacio, cuando vemos algo desde arriba, vemos lo que de verdad sucede, terrible, creo que es en el estado de Para, en Brasil. Dale click a la imagen

Por cierto ya tenemos link de contact, solo dale click en el banner de @yahoo.es y podrás ver la dirección de email


Estadísticas

  • 1,339,450 visitantes desde Enero 25 del 2007

Encuesta

Artículos más leídos.

Archivos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.