Revuelta Verde

Posts Tagged ‘Bosques

Por la vida en el Parque Nacional Yasuní, el bosque más biodiverso del planeta.

Infórmate.

El Earth Clock es una aplicación más que aterradora, nos muestra según las estadísticas actuales, el número de niños que están naciendo, cuanto CO2 se expele a la atmósfera, cuantas hectáreas de bosque son deforestadas, cuanto petróleo es extraído, etc. Todo esto en TIEMPO REAL. Es más que increíble la velocidad con la que se incrementan las emisiones de C02. Las cifras son aterradoras, hasta te hacen sentir impávido.

Para probarlo solo den clic en la imagen.

Por el Blog Action Day, el mundo de los blogs denunciando el calentamiento global, les dejo unas cuantas fotografías de Greenpeace que nos enseñan los efectos del cambio clímatico. Para mi son fotos que nos hacen pensar y para combatirlo les dejo el FAQ sobre el calentamiento global. Lástima que por el tiempo no pueda postear más. Ya lo haré.

Monjes budistas tailandeses caminan entre las aguas desbordadas del río Chao Phraya. Los científicos han advertido que Tailandia experimentará acontecimientos extremos meteorológicos frecuentemente debido a los impactos del cambio climático. Nonthaburi (Tailandia).

Dos muchachas tibetanas pastorean sus ovejas y yaks sobre un terreno fino y desigual. Las praderas verdes se han convertido en tierra seca después de tres años de sequía. El nuevo desierto tiene una dimensión de 8 kilómetros. Qinghai (China).

El lago de la ciudad de Condobolin lleva seco más de 3 años. Durante años, este lago generaba grandes ventajas económicas a esta pequeña ciudad de Nueva Gales del Sur, Australia. El cartel habla de un momento en el que se podía practicar la pesca deportiva y el esquí acuático. (Condobolin/Australia).

Una canoa navega por el Lago furo del río Cristo Reis, durante una de las mayores sequías que se recuerda en esta zona del amazonas. Miles de peces murieron causando serios problemas de salud. Amazonas (Brasil).


Más sobre:
El 30% de las especies pueden desaparecer
El calentamiento global entiende de clases
El invierno más cálido en los últimos 127 años
Un tren que no podrá ser detenido en siglos
Hierve el Mediterráneo
Julio de 2006, el mes más caluroso en 45 años

(Fuente El Mundo.)

Ecuador es actualmente el sitio de lo que expertos reconocen como el peor desastre petrolero del mundo, ahora llamado “el Chernobyl de la Amazonía,” por una contaminación desastrosa dejada por la transnacional Texaco (ahora Chevron).Desde el año 1964 hasta 1992, la compañía petrolera transnacional construyó y operó pozos y estaciones de producción petrolera en la región norte de Amazonía Ecuatoriana. Cuando llegó Texaco a esta región, se le concedió un territorio de alrededor de 1.500.000 hectáreas de selva pura donde vivían varias comunidades indígenas con sus costumbres ancestrales en armonía con la naturaleza. El peor desastre petrolero del mundo

Hoy en día, docenas de comunidades siguen sufriendo las consecuencias de la contaminación que ha afectado su salud, elevando sustancialmente las tasas de cáncer en la zona, los problemas reproductivos y defectos de nacimiento. Varias comunidades indígenas de la zona han tenido que abandonar sus hogares tradicionales.

Texaco contaminó una amplia zona del territorio nacional, botando desechos tóxicos y aguas de formación (desechos de aguas del proceso de explotación petrolero) de altamente toxicas en esteros y ríos además de la construcción de piscinas obsoletas y permeables que siguen contaminando las aguas subterráneas y la atmósfera. Estos ríos y esteros son utilizados por más de 30.000 personas como fuentes de agua de consumo, cocina, aseo personal, riego, y pesca.

Durante la época en que operó Texaco en Ecuador, la transnacional decidió que, para maximizar sus ganancias, no utilizarían las técnicas ambientales estándares de la época que consiste en reinyectar al subsuelo las aguas de formación y desechos tóxicos que suben durante el proceso de perforación. En vez de hacer esta reinyección, Texaco desechó miles de millones de galones de agua de formación que contienen químicos tóxicos y carcinogénicos a la superficie. La cantidad de crudo y desechos derramados en el medio ambiente ecuatoriano es 30 veces mayor a la cantidad vertida en el desastre del famoso tanquero Exxon Valdez en las costas de Alaska.

Después de más de 10 años en las cortes de Estados Unidos, en donde se decidió que la transnacional Chevron debía someterse a las cortes ecuatorianas, se inició el juicio en el Ecuador en Mayo del 2003 en la ciudad de Lago Agrio. Los demandantes incluyen colonos y cinco nacionalidades indígenas, Siona, Secoya, Cofán, Huaorani y Kichwa del oriente divididas en 80 comunidades sumando más de 30.000 afectados. Se exige la reparación de la zona la cual según expertos internacionales costaría alrededor de 6.000 millones de dólares. Chevron sostiene que hizo una remediación en la zona afectada entre 1996 y 1998, remediación cuestionada por la contraloría.

Muestras de suelo y agua tomadas después de esta “remediación” presentan altos niveles de contaminación, demostrando así la fraudulenta limpieza realizada por Texaco.

Lea más sobre Texaco en Ecuador en el sitio: www.texacotoxico.org

 

Es innegable que el petróleo es un recurso moribundo, más por la necesidad inminente de nuevas tecnologías y fuentes de energía amigables con el medio ambiente que por sus reservas en si.

Los días del petróleo estaban contados, hasta se inventó el concepto del Oil Peak, para señalar el punto desde donde la producción caería dramáticamente. Pero como siempre las todopoderosas transnacionales encontraron una solución ecocida y mega contaminante para el futuro del petróleo: Las “oil sands” o arenas bituminosas. El futuro del petróleo ahora se encuentra al norte; en Alberta, Canadá: La última frontera y solución más asesina que se les ocurrió a las empresas petroleras. Allí en el bosque boreal, 150.000 kilómetros cuadrados de suelo contienen la reserva de petróleo más grande del mundo de 1,7 billones de barriles, sólo después de Arabia Saudita.  ¿El problema?

Por cada barril se debe deforestar varios metros cuadrados y mover una tonelada de tierra, para luego mediante procesos químicos que involucran enormes cantidades de agua y energía, obtener un barril de petróleo. Se dice que se podría destrozar una superficie de bosque boreal igual al tamaño de Florida, sumado a la destrucción del ecosistema circundante, la del humus, la producción de gases de invernadero y el desperdicio ingente de agua.

Este proceso de extracción del petróleo sintético ha desarrollado una alta tecnología pagada en parte por las compañías explotadoras y en parte por el gobierno de la provincia de Alberta. Esta provincia ha subvencionado a las compañías en miles de millones de dólares en derechos de explotación del petróleo en general y del gas natural que no cobra. Alberta cobra 4,30 dólares por barril, en comparación con 14,30 dólares que cobra Alaska y los 17,10 dólares que cobra Noruega.

Así todo se pone en orden para que Alberta se convierta en las más negra y última frontera del petróleo. Con precios por barril tan baratos,  las todopoderosas petroleras devoran al bosque boreal como aperitivo… Se planean inversiones en 70.000 millones de dólares para los próximos años.  Un corresponsal de prensa escribe estos desgarradores testimonios:

Leer el resto de esta entrada »

Leí esta noticia en oilwatch.com, donde dice que el gobierno esta planeando un canje de deuda por naturaleza, para que se condone entre 5.000 y 4.000 millones por dejar de explotar petróleo en el Yasuní y en el Cuyabeno (dos áreas megadiversas de la Amazonía). Sería el sueño de cualquier ecologista:  rezemos un momento… Esperemos que no nos despierten los todopoderosos tenedores de deuda, si se logra seía HISTÓRICO.

A continuación, un síntesi de las noticia:

Una propuesta para no explotar en el Yasuní
El 5 de junio, el Gobierno presentará una estrategia para conservar el crudo represado en el campo Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT). Se pedirá a la comunidad internacional que entregue la mitad de los ingresos estimados por la extracción, aunque “aún no sabemos cuál será el monto”, dijo ayer Alberto Acosta, ministro de Energía. Sostuvo que el Gobierno pedirá que los países ricos entreguen los recursos como compensación social por los daños ambientales ocasionados en la Amazonia y como una alternativa para frenar el calentamiento global.

Los  fondos pudieran conseguirse  con la anulación de la  deuda  con varios organismos multilaterales  de crédito, estimados entre USD 4 000 y 5 000 millones. Un criterio similar, dijo, se planteará a los países amigos y al Club de París, con los cuales Ecuador tiene deudas bilaterales. “Podemos anular esa deuda con acuerdos históricos a cambio de no extraer más petróleo en el Cuyabeno y Yasuní”, dijo Acosta.

La propuesta también buscará donaciones de gobiernos y de particulares comprometidos con la conservación de áreas naturales. Suménse!

Encontré en Ecoportal un bello artículo sobre Sidney Possuelo, un gran hombre, un gran ejemplo,  decidido a luchar por un mundo más justo:

 

Sydney Possuelo: el último héroe del mundo real
Por Pablo Cingolani

Possuelo no es antropólogo, ni nada que se le parezca. Nunca se preguntó como Levy Strauss en el Matto Grosso cuando estudiaba a los Nambiqwara: ¿qué hago yo aquí? Mas bien, Possuelo buscó desde joven ese tipo de vida, plagada de rigores y riesgos, limítrofe con la aventura y decididamente signada por un halo épico, que en Brasil está asociada con la palabra “sertanista”.

La lucha por la defensa de los últimos pueblos indígenas aislados de la Tierra

Me encontré con él en Lima y desde la capital peruana viajamos hasta la selvática ciudad de Puerto Maldonado. Sabía bastante bien con quien me encontraría pero lo mismo me sorprendió la calidad humana excepcional de un hombre, que con 43 años de labor sin interrupciones, es sinónimo de lucha por la defensa de los derechos de los últimos pueblos indígenas aislados que existen en la Tierra. Hablar de Possuelo es hablar con pasión de la Amazonía y sus pueblos indígenas; hablar con claridad de una misión iniciada a principios del siglo XX en Brasil por el Mariscal Rondón -y de la cual Sydney es hoy su mejor y mayor impulsor-; es, en suma, hablar con convicción de una urgencia moral y material sin atenuantes para redoblar los esfuerzos para su estricta protección, ya que como él afirma: “si no lo hacemos ahora, tal vez no lo podamos volver a hacer jamás”.

Pablo Cingolani

 

Me había mandado un correo electrónico desde su morada en Brasilia con un mensaje: “quiero verte a los ojos y después conversar”, ante un requerimiento mío de hacerle una entrevista virtual. Por fin, estuvimos frente a frente una mañana calurosa del verano de Lima, la ciudad secuestrada eternamente por una bruma que alguien denominó “la panza del burro”, y enseguida me cautivó.

Leer el resto de esta entrada »


Estadísticas

  • 1,362,168 visitantes desde Enero 25 del 2007

Encuesta

Artículos más leídos.

Archivos

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.